fbpx
Nacional

Desiste AMLO ante EU de queja por el T-MEC

Unos minutos antes de que el Secretario de Estado de EU, Antony Blinken, llegara a México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que en su discurso del 16 de septiembre ya no reclamaría a Washington por sus presiones en materia energética en el T-MEC.

«Hay un tono distinto, una actitud de respeto (de EU). Y lo que sucedió con lo de la consulta, el tono, el modito, diría el Presidente Cárdenas, pues no fue el más diplomático ni lo que merecemos», expresó ayer, en alusión a la petición del Gobierno estadounidense de llamar a consultas para revisar la política energética de la 4T.

«Se entendió de que no es por ahí», explicó.

En julio pasado, AMLO había amagado con aprovechar el 16 de septiembre, el Día de la Independencia, para enviar un mensaje contra las presiones de EU: «No vamos a ceder porque es un asunto de principios».

EU ha reclamado el proteccionismo del Gobierno mexicano al monopolio de la CFE. Luego del encuentro con Blinken, el Canciller Marcelo Ebrard aseguró que no hubo ninguna queja.

Suavizan tono

México y Estados Unidos acordaron ayer abrir un paréntesis en las diferencias que mantienen en el tema energético.

«Tenemos que hacer un esfuerzo todos para mantener buenas relaciones y la disposición del Presidente Biden, y les explicaba, les di a conocer un pedazo de la carta respetuosa del Presidente Biden», señaló AMLO.

Durante el encuentro, Blinken reconoció la colaboración del Gobierno mexicano en el combate al tráfico de fentanilo y la contención de la migración irregular.

Más tarde, durante de la reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), Blinken agradeció al Canciller Marcelo Ebrard la colaboración de México en los temas narcotráfico y migración.

«Blinken expresó su continuo agradecimiento por la colaboración con México en una variedad de temas de interés mutuo, incluido el abordaje de la amenaza compartida de la producción y el tráfico de fentanilo, el abordaje de la migración de manera segura, ordenada y humana», dijo el Departamento de Estado.

En tanto, el Canciller Ebrard resaltó al ambiente positivo que prevaleció.

«Lo principal hoy en economía es la invitación a México para pasar a formar parte del esfuerzo para que Norteamérica produzca semiconductores», detalló el Secretario de Relaciones Exteriores al término de la reunión.

«Son cosas positivas para México: una invitación a México al nuevo paquete de inversión que Estados Unidos acaba de anunciar».

Previo a la reunión, López Obrador dijo que ambas naciones mantienen una relación de amistad con acuerdos benéficos, en los que México pone por delante su independencia y soberanía.

«Productiva y amistosa reunión con el Secretario de Estado, Antony Blinken, y la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo», informó el Mandatario después del encuentro que duró poco más de una hora y cuarenta minutos.

Antes, Ebrard ofreció un almuerzo de trabajo al funcionario estadounidense.

Los temas abordados, dijo la SRE, fueron cooperación económica, migración y seguridad.
Sí hablaron en energías limpías, pero disputa es otro rubro

El Secretario de Estado de EU, Antony Blinken, sí abordó el tema de las inversiones en energías renovables y la crisis del clima durante su encuentro de ayer con el Presidente Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México.

Al tiempo que ambos países sostienen consultas sobre la política energética del Gobierno de México, que favorece a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en detrimento de compañías privadas, el Departamento de Estado señaló que la inversión en renovables fue un tema de la reunión de Blinken con López Obrador en Palacio Nacional.

«Hablaron sobre los esfuerzos conjuntos para enfrentar la crisis climática a través de inversiones en energía limpia y tecnologías emergentes como vehículos eléctricos, tecnologías solares y semiconductores», dijo Ned Price, vocero del Departamento de Estado, después del encuentro.

Previo al evento, el Gobierno estadounidense había asegurado que el tema de las consultas sobre la política energética de López Obrador se llevarían a cabo principalmente bajo los mecanismos del Tratado Comercial entre México, EU y Canadá (T-MEC), tal como también ocurre con Canadá.

Desde principios de año, la Representante Comercial de EU, Katherine Tai, había advertido que la política del Presidente López Obrador en el sector eléctrico ponía en peligro inversiones privadas por alrededor de 10 mil millones de dólares, incluyendo buena parte de proyectos de energía renovable.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: