fbpx
Nacional

Cae General acusado de ordenar ejecución de 6 normalistas

El General José Rodríguez Pérez, ex comandante del 27 Batallón de Infantería de Iguala y señalado por presuntamente ordenar el asesinato de 6 de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, se entregó ayer a las autoridades y fue encarcelado.

Rodríguez se entregó ayer a las 13:45 horas en la Ciudad de México, donde la Policía Federal Ministerial de la FGR le ejecutó una orden de aprehensión, según funcionarios federales y el Registro Nacional de Detenciones.

Los agentes federales trasladaron al General al Campo Militar Número 1, donde fue recluido y puesto a disposición de Enrique Beltrán Santés, Juez Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales del Estado de México.

En las próximas horas el militar comparecerá a una audiencia de declaración preparatoria ante el impartidor de Justicia.

Con la entrega del General, son al menos tres los militares implicados en el Caso Iguala que se han entregado ante la justicia y que se encuentran presos en el Campo Militar Número 1. El primero fue el Capitán José Martínez Crespo y el segundo un sargento de nombre Eduardo Mora.

Crespo está procesado por delincuencia organizada, en la modalidad de delitos contra la salud, ya que se presume que estaba implicado con el grupo criminal Guerreros Unidos, el que habría ejecutado y desaparecido a la mayoría de los 43 normalistas, según la tesis de la FGR.

El mes pasado la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa señaló al General Rodríguez Pérez de haber ordenado la ejecución de 6 de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

De acuerdo con el informe presentado el 18 de agosto por la comisión, el jefe del 27 Batallón de Infantería del Ejército habría instruido ultimar a los estudiantes, quienes permanecieron con vida cuatro días después de los hechos violentos del 26 de septiembre de 2014.
En aquella época, Rodríguez era Coronel y hoy tiene el grado de General Brigadier.

Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, explicó al rendir el informe que los jóvenes no permanecieron juntos, por lo que fueron asesinados en diversos sitios de la región y con distintos métodos.

«Hay la información, corroborada también con llamadas al teléfono de emergencia 089, donde se acredita que presuntamente seis de los estudiantes estuvieron retenidos durante varios días y con vida en lo que llaman ‘la bodega vieja’ y de ahí fueron entregados al coronel», detalló.

«Era tal la magnitud de la movilización de sicarios y el número de muchachos que pretendían desaparecer que se reubicaron en distintos puntos, donde están los testimonios: es el río Balsas, es el pozo de Pueblo Viejo, la mina hacia Taxco y mandaron cocinar a 10 de los estudiantes», dijo Encinas.

«E incluso hay la información, corroborada también con llamadas al teléfono de emergencia 089, donde se acredita que presuntamente seis de los estudiantes estuvieron retenidos durante varios días y con vida en lo que llaman ‘la bodega vieja’ y de ahí fueron entregados al Coronel, como ven en los testimonios, quien se hizo cargo de estos muchachos».

El informe de la Comisión detalla que, originalmente integrantes del grupo Guerreros Unidos y funcionarios públicos pretendían quemar a todos los estudiantes.

Sin embargo, decidieron repartirlos en el río Balsas, el pozo de Pueblo Viejo, la Mina y disolver en ácido a una decena.

«El día de los hechos presuntamente seis estudiantes permanecían vivos y estaban retenidos en «la Bodega Vieja», de los cuales se habría encargado El Coronel», refiere.

«Se presume que seis de los estudiantes se mantuvieron con vida hasta cuatro días después de los hechos, y que fueron ultimados y desaparecidos por órdenes de «El Coronel», presuntamente el entonces Coronel José Rodríguez Pérez».

El Coronel también aparece en un diagrama de análisis de los mensajes que intercambiaron los actores involucrados en los hechos.

El militar coordinaba y daba órdenes a David H Cruz, alias «Chino», identificado como bombero de Iguala y sicario de la organización criminal.

El personaje, identificado como jefe de comunicaciones de Guerreros Unidos, reportaba información al Coronel.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: