fbpx
Nacional

Asesinan a 2 sacerdotes en Chihuahua

La Compañía de Jesús denunció el asesinato de los sacerdotes jesuitas, Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, que ocurrió ayer dentro de un templo ubicado en el pueblo de Cerocahui, Chihuahua.

En un comunicado, la asociación religiosa indicó que los cuerpos de los sacerdotes fueron sustraídos del templo por personas armadas, por lo exigen a las autoridades que sean recuperados y haya justicia.

«Los jesuitas de México, con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales, S.J. y Joaquín César Mora Salazar, S.J., ocurrido el día de ayer dentro del templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua.

«Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas», dice el documento compartido en redes sociales.

Asimismo, piden que «de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida» de hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui.

«Hechos como estos no son aislados. La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos.

«Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales», mencionó la asociación.

Agregó que con su denuncia también buscan hacer notar «el dolor» que vive la comunidad y destacó que se solidarizan con todas las personas que atraviesan la misma situación.

«Confiamos que los testimonios de vida cristiana de nuestros queridos Javier y Joaquín sigan inspirando a hombres y mujeres a entregarse en el servicio a los más desprotegidos. Descansen en paz», se lee en el comunicado.

Las autoridades de Seguridad de Chihuahua implementaron un operativo para dar con el paradero de los cadáveres y de los responsables, pero hasta el momento no han sido recuperados ni se ha detenido a personas vinculadas con el caso.

El gobierno de Chihuahua condenó los asesinatos de los religiosos y se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los pobladores del lugar.

Con información de Milenio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: