Nacional

Mexicanos en Tonga no han logrado contactar a sus familiares tras erupción del volcán

Hasta la noche del sábado, los biólogos mexicanos habían informado a sus familiares que estaban bien y se tenían que refugiar.

Los dos mexicanos que se encuentran en la isla de Tonga todavía no ha podido establecer contacto con sus familiares, tras la erupción del volcán submarino, debido a las afectaciones que sufrieron el servicio de electricidad y el internet.

Así lo informó Amelia Nava, hermana de la bióloga Leslie Elisa Nava Flores, una de las personas mexicanas atrapadas en Tonga. La familiar indicó que no han podido establecer contacto desde el sábado en la noche.

«Ellos se acercaron a la embajada de Australia en Tonga para mandar un mensaje a sus familias, decir que estaban bien. Al parecer tienen amistades en la embajada entonces ahí mandaron el mensaje a la embajada de México en Nueva Zelanda y así fue como pudimos enterarnos que están bien dentro de lo que cabe», indicó Amelia Nava para MILENIO Televisión.

Hasta donde Amelia tiene conocimiento, los biólogos mexicanos se encuentran en un hotel cerca del aeropuerto, que es una zona que está fuera del área donde ocurrió el tsunami y de las inundaciones.

Leslie Nava y su familia no se han podido contactar porque «la isla se encuentra incomunicada, al parecer ya se había reestablecido la energía eléctrica al menos en la capital de Tonga, que es donde ellos están, entonces electricidad sí hay, pero internet al parecer todavía no. En la última comunicación que tuvimos nos dijo que estaban bien y que se iban a refugiar».

El factor para que puedan volver a México, indicó, es que se pueda utilizar el aeropuerto, ya que por ahora la ceniza impide la llegada y salida de aviones.

Agregó que su hermana Leslie había platicado sobre erupciones del volcán en el pasado, pero ninguna con la magnitud de ésta última, la que provocó el tsunami.

«Recuerdo que en diciembre ella había visto una primera erupción del volcán, que no fue tan alarmante, después nos dijo que en la segunda se escuchó algo tremendo, como si hubiese sido un bombardeo, pero hasta ese momento estaban bien. Sin embargo, el jueves les advirtieron que había la posibilidad de un tsunami y les pidieron quedarse en casa».

Con información de Milenio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: