Mundo

Afirman que Trump sugirió lanzar misiles hacia México

El ex Presidente Donald Trump preguntó en 2020 a su Secretario de Defensa, Mark Esper, sobre la posibilidad de lanzar misiles contra México para «destruir los laboratorios de drogas» y acabar con los cárteles, según cuenta el ex Jefe del Pentágono en sus memorias.

Al hacer esa sugerencia, Trump sostuvo que la participación de Estados Unidos en un ataque a México podría mantenerse en secreto.

Estas conversaciones son algunos de los varios momentos que Esper afirmó en el libro, «Un juramento sagrado», que lo dejaron casi sin palabras cuando sirvió al Presidente Trump.

A Esper, el último Secretario de Defensa confirmado por el Senado durante la Presidencia de Trump, también le preocupaba la especulación de que el Mandatario podría hacer un mal uso de las Fuerzas Armadas el día de las elecciones presidenciales, por ejemplo, haciendo que los soldados confiscaran las urnas.

Advirtió a sus subordinados que estuvieran alerta ante llamadas inusuales de la Casa Blanca en el periodo previo a las elecciones.

El libro, que se publicará el martes, ofrece una perspectiva asombrosamente sincera de un ex Secretario de Defensa, e ilumina episodios clave de la Presidencia de Trump, incluidos algunos que eran desconocidos o poco explorados.

«Sentí que estaba escribiendo para la historia y para el pueblo estadounidense», dijo Esper, quien se sometió al proceso estándar de autorización de seguridad del Pentágono para buscar información clasificada.

También envió sus escritos a más de dos docenas de generales de cuatro estrellas, algunos miembros del Gabinete y otras personas para evaluar la precisión y la equidad.

Presionado por su opinión sobre Trump, Esper, quien se esforzó a lo largo del libro por ser justo con el hombre que lo despidió y al mismo tiempo llamó su comportamiento cada vez más errático, después de que terminó su primer juicio político en febrero de 2020, dijo con cuidado pero sin rodeos: «Es una persona sin principios que, dado su interés propio, no debería estar en el puesto de servicio público».

Un portavoz de Trump no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Esper describe una Administración completamente superada por las preocupaciones sobre la campaña de reelección de Trump, con cada decisión ligada a ese objetivo.

Escribe que sopesó la idea de renunciar varias veces pero que creyó que el Presidente estaba rodeado de tantos hombres de confianza y gente que le susurraba ideas peligrosas que Trump habría puesto en su lugar a cualquier persona leal.

El verdadero acto de servicio, decidió, era permanecer en su puesto para asegurarse de que esas cosas no sucedieran.

Una de esas ideas que provino de Trump, quien no estaba contento con el flujo constante de drogas a través de la frontera sur, surgió durante el verano de 2020. Trump le preguntó a Esper al menos dos veces si los militares podían «disparar misiles a México para destruir los laboratorios de drogas».

«No tienen el control de su propio país», recuerda Esper que dijo Trump.

Cuando Esper planteó varias objeciones, el ex Mandatario dijo: «podríamos simplemente disparar algunos misiles Patriot y acabar con los laboratorios, en silencio».

«Nadie sabría que fuimos nosotros».

Trump dijo que simplemente diría que Estados Unidos no había llevado a cabo el ataque, recuerda Esper, y escribió que habría pensado que era una broma si no hubiera estado mirando a Trump a la cara.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: