fbpx
EstadoSaltillo

Tras cinco horas, adultos mayores reciben su Pensión de Bienestar en Coahuila

El retraso de más de cinco horas en la llegada de los trabajadores del Banco del Bienestar a las instalaciones de la tienda del ISSSTE en Saltillo, provocó la molestia de cientos de adultos mayores, que tuvieron que esperar al exterior de las instalaciones para poder cobrar la pensión.

Aunque el personal de la Secretaría del Bienestar indicó que lo más recomendable era retirarse una vez entregada la papelería y regresar por la tarde, más de cien adultos mayores decidieron permanecer en el lugar, argumentando no tener dinero para más traslados en taxi.

“Yo llegué a las once de la mañana, y nada más nos dijeron que nos esperáramos que porque todavía no llegara el dinero, y que nos regresáramos, que llegáramos de cuatro a cinco y media de la tarde, ya me recogieron la papelería y ya nada más falta que me hablen”.

Los presentes coincidieron en que este tipo de retrasos no se habían presentado en anteriores fechas de cobro, y aunque varios externaron su molestia por esta situación, la mayoría decidió esperar a que finalmente se presentaran los encargados de realizar el pago.

“Ha estado bien, nomás que nosotros somos los que no nos queremos ir, aunque mucha gente sí se fue”, afirmó una de las beneficiarias. Los trabajadores de la dependencia federal solicitaron a los asistentes que no quisieron retirarse, tomar un lugar donde esperar, ya que el proceso podría extenderse hasta después de las cinco de la tarde.

“Igual si gustan busquen por ahí un lugar cómodo, si ya entregaron copia no se apuren, sus copias están orden aquí adentro, nomás que le digo más o menos le estarían pagando como a las cinco de la tarde, ahorita ya llegaron, pero son solamente dos pagadores, ¿usted cree que van a terminar pronto?”, señaló uno de los encargados de la logística.

Las personas de la tercera edad dieron a conocer que desde temprana hora acudieron a formarse para ser de los primeros en recibir el pago, sin embargo, los encargados del traslado del dinero llegaron cinco horas después de lo anunciado, provocando la molestia de los presentes.

La mayoría acudió acompañado de algún familiar, y varios de ellos se ausentaron brevemente de las instalaciones de la tienda del ISSSTE, para ir a comprar alimentos o refrescos para quitar el hambre y reducir las molestias de la espera.

Con información de Milenio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: