fbpx
Nacional

Sorprendió Sedena a capos en plena reunión

Los hechos de violencia en Jalisco y Guanajuato se debieron a que jefes de dos bandas del narcotráfico que operan en esas entidades fueron sorprendidos y detenidos por militares en una reunión, en donde también hubo un enfrentamiento.

En la mañanera, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que dichas detenciones provocaron la violenta reacción de delincuentes que incendiaron taxis, autobuses, coches particulares, comercios y tiendas de conveniencia en localidades de ambos estados.

«Se informó en la mañana, intervino la Sedena y las policías de Jalisco y Guanajuato, porque al parecer había un encuentro, una reunión de dos bandas y llegaron elementos de la Sedena y hubo un enfrentamiento, hubo detenciones», reveló el Mandatario federal.

«Esto provocó las protestas, las quemas de vehículos, no solo en Jalisco, sino también en Guanajuato».

«Hay detenidos tanto en Jalisco como en Guanajuato, de los que estaban en la reunión. Al parecer sí jefes de grupos, porque hubo esa reacción muy fuerte y de quemas de vehículos, creo que de Oxxos», agregó.

López Obrador dijo que elementos militares y policiacos siguen en la zona para detener a más delincuentes.

-¿Darán seguridad a la zona?, se le preguntó.

«Sí, están todavía la Sedena, los policías en la zona, porque están buscando detener a más presuntos delincuentes», expresó.
Participaron capos del CJNG en cónclave

Durante la reunión del gabinete de seguridad, se reportó que en el cónclave de narcos que derivó en enfrentamientos y quema de vehículos en Jalisco y Guanajuato, participaron dos capos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) conocidos como «Apa» y «RR».

La Secretaría de Defensa Nacional informó al Presidente Andrés Manuel López Obrador que estos líderes delincuenciales no fueron detenidos por las fuerzas federales.

Sin embargo, se capturó a cinco personas en Jalisco y a nueve individuos más en Guanajuato y se verifica si entre los capturados esta el «RR».

Desde 2015, Ricardo Ruiz, «RR» o «La Tripa», fue ubicado por las autoridades como jefe de plaza del CJNG en Aguascalientes.

Las personas detenidas presuntamente participaron en los narcobloqueos, así como en la quema de vehículos y tiendas de conveniencia.

En la reunión de gabinete en Palacio Nacional, a la que por segundo día consecutivo tuvo acceso un grupo de reporteros, también se dio a conocer que elementos del Ejército fueron agredidos por un grupo criminal, por lo que repelieron la agresión en las inmediaciones de Ixtlahuacán, en Jalisco.

Los soldados pidieron refuerzos, pues eran superados en número por la célula delincuencial, lo que derivó en otra refriega y en la narcoreacción del CJNG.

Luego de los enfrentamientos, el Ejército aseguró autos blindados y armamento, entre ellos una ametralladora calibre 50.

Según informes de fuentes estatales, los detenidos traían consigo al menos una decena de fusiles, granadas de frgmanetación, un centenar de cargadores y más de 2 mil cartuchos, así como equipo táctico como chalecos balísticos.

En Guanajuato, algunos de los ataques a vehículos y tiendas de conveniencia, ocurridos en Irapuato, Celaya, Silao, Dolores Hidalgo y en la capital del estado, se prolongaron hasta la madrugada de hoy y la Universidad del estado suspendió clases para priorizar la seguridad de la comunidad.

«Se ha determinado la suspensión de actividades universitarias presenciales por el día de hoy, dadas las condiciones que prevalecen en diversos municipios del estado», informó la casa de estudios.

En Jalisco, las fuerzas militares continúan desplegadas en Zapopan, Ixtlahuacán del Río y Cuquío, y en los límites con Zacatecas, Guanajuato y Michoacán.

En la actualidad, la Sedena tiene desplegados a un promedio de 4 mil 700 efectivos en Jalisco, 3 mil 900 en Guanajuato, 4 mil 800 en Michoacán y mil 800 en Zacatecas.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: