fbpx
Estado

Secretaría del Medio Ambiente de Coahuila canaliza a osezno a su hábitat

Se ingresó al Rancho ‘Salsipuedes’, propiedad de AHMSA, ubicado en San Buenaventura.

La Secretaría del Medio Ambiente de Coahuila canalizó a su hábitat natural a un ejemplar osezno, desde Saltillo hasta las instalaciones del Rancho denominado “Salsipuedes”, en el parque ecológico propiedad de la empresa Altos Hornos de México, para que se desarrolle en su hábitat natural.

Jorge Luis Guerrero Salcedo, Director de Recursos Forestales y Vida Silvestre en la dependencia estatal, dio a conocer que a una semana que fue capturado en Saltillo, luego de que en varias ocasiones bajó a la zona urbana procediendo, una vez capturado, a reubicarlo en zona abierta este sitio.

“Aquí está, la idea es darle una nueva oportunidad, luego de que varios osos habían bajado de manera subsecuente a zona urbana de Saltillo, y este ejemplar, denominado como ‘el 20’, la idea fue capturarlo y trasladarlo a un lugar seguro”, explicó.

Señaló que naturalmente los osos bajan buscando comida y agua, que encuentran de muchas maneras, como en la basura, donde la ciudadanía tira sus sobrantes o desechos, siendo un punto atractivo para descender de manera subsecuente a zonas rurales y comer.

Recalcó que de manera conjunto los incendios que se registraron en la Región Sureste, como en Santa Rosa, Sierra Hermosa y San Lorenzo, los llevó a desplazarse hacia la zona urbana.

Indicó que los osos, de manera ordinara es por la noche, cuando la ciudad duerme, bajan a zona habitacional buscando alimento.

Recomendó a la población en general que en caso de que lleguen a ver en sus sectores animales salvajes, los reporten a las autoridades para tomar las provisiones necesarias, de igual manera sobre los tramos de Carretera Federal 57, y actuar de manera subsecuente.

Dijo que no es recomendable que, al ser como en este caso un osezno pequeño, lo dejen en el hogar o familia, porque no dejan de representar un riesgo y peligro familiar.

“Para nosotros a este ejemplar se le puede llamar ‘el 20’… son silvestres, no son dóciles y son agresivos en su medio natural, siempre buscan comida porque están gobernados por su estómago, bajan buscando alimento”.

En este caso, el ejemplar que fue dejado en libertad en este sitio encontrará en su medio ambiente natural alimento, como tunas en una nopalera que se ubica en este lugar.

Personal de la PROFEPA Delegación Coahuila atestiguó la liberación del ejemplar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: