fbpx
Nacional

Nuevo León y Tamaulipas encabezan desapariciones de estadounidenses

Nuevo León y Tamaulipas concentran un tercio de las desapariciones de estadounidenses en el País, de acuerdo con datos de oficiales del Gobierno mexicano.

Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas (RNPDNO), desde que el Mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador asumió el primero de diciembre de 2018, 458 estadounidenses han desaparecido en territorio mexicano.

Los datos señalan que en Nuevo León, que colinda con Texas, es el Estado en el que han desaparecido más estadounidenses en los últimos cinco años con un total de 80 casos. Le sigue Tamaulipas con 79, en donde a principios de este mes se reportó la desaparición de cuatro afroamericanos que viajaron a Matamoros.

Los estadounidenses viajaron de Carolina del Sur a la ciudad fronteriza mexicana para que uno de ellos se sometiera a una cirugía médica. Sin embargo, fueron raptados por presuntos sicarios de El Cártel del Escorpión, un brazo armado del Cártel del Golfo.

Las autoridades mexicanas los encontraron días más tarde, dos de los estadounidenses murieron y otro resultó herido.

Se trata del caso más sonado. Sin embargo, de acuerdo con The Washington Post, hay más de 550 estadounidenses desaparecidos en México.

De acuerdo con RNPDNO, desde hace cinco años, 244 estadounidenses están reportados como desaparecidos y no localizados en territorio mexicano.

En tanto, de los estadounidenses localizados (215), 11 de ellos fueron encontrados sin vida.

El periodista Jack Herrera señaló que la mayoría de los estadounidenses desaparecidos son mexicoamericanos, quienes son los principales objetivos de los cárteles de la droga.

«Son percibidos como los que escaparon, a la tierra de la leche y la miel», le dijo un jefe de seguridad privada de México.

El FBI investiga la desaparición en Nuevo León de tres mujeres residentes de Texas, vistas por última vez el pasado 25 de febrero, en el municipio de China.

La agencia estadounidense, dijo una fuente allegada al caso, estaría interviniendo a petición de familiares de las víctimas, identificadas como las hermanas Marina y Maritza Trinidad Pérez Ríos, de 48 y 47 años, respectivamente, así como su amiga Dora Alicia Cervantes Sáenz, de 53 años.

Fuentes en Nuevo León revelaron que se investiga si las desaparecidas podrían ser tres de los seis cuerpos calcinados encontrados en el Municipio de General Bravo el 25 de febrero, tras un enfrentamiento entre los Cárteles del Noreste y del Golfo.

El Departamento de Estado estadounidense ha elevado el nivel de alerta para viajar a México y considera «seguros» sólo dos de los 32 estados del País.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: