Mundo

Italia es el primer país de la UE en producir vacuna rusa Sputnik V contra covid-19

La producción de los fármacos comenzará en julio de este año, donde se busca alcanzar 10 millones de dosis

Rusia e Italia cerraron un acuerdo para que este último se encargue de producir la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, lo que hace que sea primer contrato con un país de la Unión Europea (UE), así confirmó la Cámara de Comercio Italo-Rusa.

El pacto se firmó entre Adienne Srl, la filial italiana de una farmecéutica suiza, y Kirill Dmitriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa. La producción comenzará en julio y este año alcanzará los 10 millones de dosis.

“El innovador proceso de producción ayudará a crear nuevos puestos de trabajo y permitirá que Italia controle todo el proceso de producción del compuesto», afirmó la cámara en un comunicado, aunque los términos financieros del pacto no se revelaron.

Las autoridades rusas están trabajando en 20 colaboraciones similares en la Unión Europea, y la vacuna Sputnik V ha sido registrada en 45 naciones en todo el mundo, agregó el grupo.

Es la evidencia más reciente de que algunas empresas de ese continente no están dispuestas a esperar a que el propio regulador de ese terrotorio, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), otorgue su aprobación al Sputnik V antes de seguir adelante con sus propios planes.

El anuncio surge además en medio de la exigencia de disculpas por parte de Rusia a la agencia continental, esto luego de que una funcionaria comparara la eventual aprobación de la dosis con una «ruleta rusa».

Además, hoy el presidente de Italia, Sergio Mattarella, fue inoculado contra el coronavirus con la primera dosis en el hospital de enfermedades infecciosas Spallanzani de Roma, informó su gobierno.

El Fondo Ruso de Inversión Directa, que ha financiado el desarrollo de la vacuna y la comercializa en el extranjero, señaló que la producción de Sputnik V abarcará varios países, incluyendo India, Corea del Sur, Brasil, China, Turquía e Irán, además de Bielorrusia y Kazajistán.

Algunos fabricantes en el extranjero elaboraron partidas de prueba de la vacuna, pero hay pocos indicios de que hayan fabricando grandes cantidades hasta el momento.

Con información de Reuters

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba