Nacional

Enfrentamiento en Hidalgo deja varios muertos

Un enfrentamiento esta madrugada por el control de la planta cementera de Cruz Azul, en Hidalgo, dejó personas muertas y varios heridos, confirmó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

«La mañana de este miércoles se notificaron agresiones y disturbios entre dos grupos de personas en uno de los accesos a la planta industrial de la Ciudad Cooperativa Cruz Azul.

«Derivado de los hechos de violencia, fuerzas de seguridad resguardan la zona y autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo llevan a cabo el procesamiento del lugar para determinar el número de personas fallecidas y lesionadas en traslado a clínicas para su atención», informó la SSP en un comunicado.

Los primeros reportes señalan que entre las 4:00 y 4:45 horas un grupo de choque llegó a la puerta 3 de la fábrica ubicada en Ciudad Cooperativa La Cruz Azul, en el Municipio de Tula.

Con disparos de armas de fuego, los sujetos intentaron tomar el control de la planta.

La Secretaría de Seguridad estatal mencionó que agentes acudieron al lugar, en la carretera que va de Tula hacia Tepeji del Río, para realizar las diligencias correspondientes.

«Al sitio acudieron integrantes de instituciones de seguridad, Protección Civil y médicas para la atención del incidente. Asimismo, instalaciones y vehículos presentan daños, que se documentan mediante las diligencias correspondientes», añadió la SSP.

Imágenes captadas en el sitio muestran seis personas tiradas en el piso cubiertas con lonas, aunque una de ellas parece moverse.

En el ataque, los agresores incendiaron varios vehículos y cortaron la energía eléctrica en la planta cementera.

Después de los hechos, la Cooperativa Cruz Azul, que encabezan José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel, lamentó los hechos y condenó la violencia.

«Nuestras acciones en contra de Federico Sarabia y quienes hasta el día de hoy mantienen retenida ilegalmente la planta se han llevado a cabo por la vía legal, privilegiando los canales institucionales, la certeza jurídica, pero, sobre todo, la integridad física de sus ocupantes», indicó.

Y acusaron al grupo de Sarabia de ostentarse como presidentes de los Consejos de Administración y de Vigilancia.

«Le han permitido el acceso a grupos de vándalos ajenos a las instalaciones, agrediendo y poniendo en riesgo a la comunidad», agregaron.

En marzo, la directiva que encabezan Marín Gutiérrez y Velázquez Rangel tomó las oficinas de la cementera en la Colonia del Valle, en la Ciudad de México.

Los disidentes cooperativistas que lideran Federico Sarabia y Alberto López denunciaron que se trató de una toma de instalaciones ilegal, ejecutada por un «grupo de choque» que amenazó a los empleados con armas de fuego y punzocortantes.

Con información de El Norte

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: