Piedras Negras

Encabeza Claudio Bres ceremonia conmemorativa por el 110 aniversario de la Revolución Mexicana

La mañana de este 20 de noviembre, el presidente municipal, Claudio M. Bres Garza, encabezó la ceremonia conmemorativa por el 110 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, acompañado por el Capitán Primero de Caballería, Agustín Domínguez Soto, Jefe Accidental de la Sección de Personal, Abastecimiento y Ayudantía del 12° Regimiento de Caballería Motorizado; el Capitán Segundo de Infantería, Eric Palomino Contreras, en representación del coordinador de la Guardia Nacional de esta Plaza y el Secretario del Ayuntamiento, Efraín Rogelio García Flores.

El mensaje alusivo a esta fecha, estuvo a cargo del décimo sexto regidor, Daniel Arturo Benecchi Luis, quien expresó que hoy se conmemoran 110 años del inicio de la Revolución Mexicana, uno de los principales episodios en la historia de nuestro país; con la revolución se sentaron las bases políticas y sociales que abrieron paso al México de hoy, ejemplo de grandeza para muchos países.

Recordó que, en los años previos a la Revolución, se vivía una desigualdad en el país que causaban malestares entre los mexicanos por lo que, la Revolución buscaba resolver esas contradicciones sociales y en ella confluyeron muchos y muy destacados personajes, que representaban a todos los sectores de aquella época, obreros y campesinos, pero también intelectuales y políticos.

“El factor que los unía era la imperiosa necesidad de dar un golpe de timón al desgastado gobierno del general Porfirio Díaz, quien se había perpetuado en el poder por más de 30 años y que mas que buscar la solución se había convertido en fuente de esos conflictos”, señaló.

Agregó que, entre los muchos políticos e intelectuales que se oponían al gobierno de Porfirio Díaz, destacó un coahuilense, don Francisco I. Madero, quien en 1908 publicó el libro “La Sucesión Presidencial de 1910”, en el cual criticaba el mandato de Díaz y exigía elecciones limpias y democráticas.

Tras su publicación, la escena política se polarizó y fue precisamente en la elección de 1910, el chispazo que encendió la llama bélica entre los mexicanos; al grito de: “sufragio efectivo, no reelección”, se convocó al pueblo a la revolución y bajo el liderazgo de Francisco I. Madero, simpatizantes de la causa lograron remover del poder a Díaz.

“Pero ello no significó el fin de los males, fue solo el inicio de una lucha que tomó el carácter de movimiento armado y tras una serie de sucesos desafortunados de traición, finalmente se concluyó exitosamente con la promulgación de la constitución de 1917”, destacó.

Precisó que, en este 2020 y con la finalidad de honrar el valor cívico de aquellos hombres y mujeres que hicieron posible ese gran cambio político y social debemos ser responsables de mantener nuestra mente y nuestro espíritu en revolución y evolución.

“No podemos cerrar los ojos y debemos entender con altura de miras que los postulados de la revolución protegidos en la Constitución de 1917, si bien es cierto marcaron el rumbo de nuestro país, se encuentran en constante y continua evolución”, indicó el décimo sexto regidor.

Mencionó que, hoy, por ejemplo, se ha aceptado nuevamente la reelección como vía de lograr gobiernos eficientes; las garantías individuales y los derechos colectivos laborales que fueron ícono de la revolución, ahora se han transformado mediante el reconocimiento de los derechos humanos en derechos fundamentales universales.

“Hoy nos guiamos con una visión que se encuentra eco más allá de nuestras fronteras y de la cual debemos tomar lo mejor en aras de la grandeza de nuestro país y nuestra gente”, enfatizó.

Abundó en que, gracias a la Revolución de 1910, los mexicanos logramos dar el salto entre el sometimiento de un dictador y el mundo moderno en el que hoy vivimos que demanda en nosotros, aportar todas nuestras capacidades.

“Aprovechando todos esos derechos que hoy tenemos, nuestro actuar debe abonar positivamente a la construcción de un México más justo, un México unido, un México libre, un México en paz”, concluyó.

Tras concluir el mensaje alusivo, los miembros del presídium, encabezados por el alcalde, Claudio Bres, depositaron una ofrenda floral y montaron guardia de honor, en memoria de los héroes que participaron en este movimiento; asimismo, la Banda de Guerra del 12° Regimiento de Caballería Motorizado realizó el “Toque de Silencio”, acompañando la guardia de honor.

Para culminar con la ceremonia conmemorativa, los asistentes entonaron al unísono el Himno Nacional Mexicano.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba