Mundo

DEA lanza nuevo póster para capturar a ‘El Mayo’ Zambada y Caro Quintero

Ismael El Mayo Zambada, por quien se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares y de quien se sabe desde hace 45 años se dedica al narcotráfico, no ha podido ser detenido una sola vez.

La Administración de Control de Drogas​ (DEA, por sus siglas en inglés) lanzó una nueva campaña a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos para lograr la detención de siete narcotraficantes de primer nivel del Cártel de Sinaloa, entre los que se encuentran el líder absoluto Ismael El Mayo Zambada García, y el mítico Rafael Caro Quintero, quienes han evadido a la justicia mexicana y estadunidense por décadas.

Los agentes norteamericanos colocaron un nuevo póster donde se solicita la colaboración de la ciudadanía para localizarlos, así como de los dirigentes regionales de dicha organización criminal, entre ellos a los hijos del capo Joaquín El Chapo Guzmán, y de El Mayo Zambada. También se colocaron las fotografías de Alfonso Limón Sánchez, Poncho Limón, y de Alfonso Arzate García, El Aquiles.

En entrevista, el ex jefe de Operaciones Internacionales de la DEA, Mike Vigil, dijo que no importa el tiempo que pase, pero la Agencia Antidrogas no cesa en campañas para tratar de detener a los principales líderes del narcotráfico.

“Algunos de los líderes viejos que todavía están libres, aunque no sean capturados, no quiere decir que la DEA para en sus esfuerzos”, expresó.

Indicó que estas campañas, para lograr ubicar a los delincuentes, se realiza en la frontera entre ambos países, y “los esfuerzos son de todas las oficinas de la DEA que se enfocan en el desarrollo de información, sobre cualquier dato que puedan tener de actos de inteligencia”.

Ismael El Mayo Zambada, por quien se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares y de quien se sabe desde hace 45 años se dedica al narcotráfico, no ha podido ser detenido una sola vez.

Por su parte, Rafael Caro Quintero, por cuya cabeza hay una recompensa de 20 millones de dólares por haber asesinado al agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, en 1985, recuperó su libertad el 9 de agosto de 2013, tras permanecer 28 años en prisión en una cárcel mexicana.

Dos años después, un Tribunal Federal ordenó su reaprehensión para que termine de cumplir su sentencia de 40 años de cárcel.

El año pasado un Tribunal Colegiado avaló su extradición a Estados Unidos, pero hoy continúa prófugo de la justicia, por lo que suman 37 años que ha evitado ser entregado a los norteamericanos.

Por lo que hace a los hermanos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, El Chapito y El Alfredillo, respectivamente, se ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por cada uno.

Estas personas se han distanciado de El Mayo Zambada porque no están de acuerdo que diversas plazas estén en manos de otros operadores del cártel.

También se busca a Ismael Zambada Sicairos, El Mayito Flaco, posible heredero del cártel que lidera su padre. Contra él, existen acusaciones en la Corte del Distrito Sur del estado norteamericano de California.

A su vez, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos tiene en su lista a Poncho Limón. En una acusación presentada en enero de 2015, en el Distrito Sur de California, fue señalado como el proveedor primario de cocaína para Zambada García.

Mientras que Alfonso Arzate es el principal operador del cártel en Baja California y está detrás de la violencia que se vive en esa entidad, misma que ha causado división al interior del cártel, lo que ha provocado el distanciamiento con otras células.

Con información de Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: