fbpx
Estado

Comparten estrategia para prevenir la rabia en humanos y animales en Coahuila

Sector Salud comparte acciones con asociaciones protectoras de animales, veterinarios y la Secretaría del Medio Ambiente.

El Gobierno del Estado, a través de su Secretaría de Salud y en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente de Coahuila, sostuvo una reunión presencial y por vía Zoom con veterinarios, jefes de Jurisdicciones Sanitarias y miembros de asociaciones protectoras de animales, con el fin presentar la “Estrategia conjunta para la prevención de la rabia en humanos y animales”, y “Vacunación pre exposición contra la rabia a sociedades protectoras de animales”.

En primera instancia, el Secretario de Salud del Estado, Roberto Bernal Gómez, explicó que la difusión y planeación de esta estrategia tiene como objetivo establecer y unificar los criterios para saber cómo actuar ante la alerta nacional emitida por rabia, y a su vez trabajar de manera conjunta el tema de la rickettsia desde todos los frentes.

“Cuando nosotros tuvimos conocimiento de esta alerta nacional, la primera acción que tomamos fue desde el punto de vista médico: Investigar y asentar que la Rabia es una enfermedad que los médicos pudieran diagnosticar, y así determinar el cuadro clínico para atención inmediata”, señaló.

Asimismo, resaltó que por instrucciones del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, con el apoyo del grupo de médicos y especialistas en zoonosis de esta Secretaría, Jefes de Jurisdicción y autoridades municipales, se han emprendido acciones de vacunación antiràbica, principalmente en animales domésticos y en personas que tengan contacto directo con animales con perros y gatos.

“A raíz de esta alerta nos percatamos que es esencial proteger a todos aquellos que tienen contacto directo con animales transmisores de rabia, como lo son los perros. Recientemente en Torreón aplicamos la vacuna antirrábica a trabajadores de los Centros Antirrábicos de la Secretaría de Salud del Estado”, puntualizó.

Por su parte, la Secretaria del Medio Ambiente de Coahuila, Eglantina Canales Gutierrez, enfatizó que es de vital importancia encender las alarmas ante cualquier caso de rabia humana en el País, al ser los animales domésticos o de compañía los principales medios de contagio si no se tienen los cuidados adecuados.

“El tema de la rabia es de mucho cuidado. El que haya un brote de rabia en cualquier parte del País nos tiene que poner en alerta. Es una enfermedad que está siempre presente y que los reservorios están en la vida silvestre”, indicó.

Añadió que, al igual que la rabia, la rickettsia es otro tema de gran preocupación en materia de salud, puesto que son los animales domésticos los principales transmisores.

Asimismo, destacó y agradeció la presencia de integrantes de asociaciones protectoras de animales, quienes han desempeñado un papel sumamente importante en el control y cuidado de perros y gatos.

“Su amor y dedicación siempre va a ser para nosotros un papel de éxito y un factor que nos pone en alerta con todos, porque al estar en contacto directamente con el problema son los primeros en detectar situaciones de esta índole”, enfatizó.

Por otro lado, en su intervención la infectóloga y pediatra Lorena Rodríguez advirtió que los animales silvestres pueden contagiar de rabia a nuestros animales domésticos, de ahí la relevancia que mantener a las mascotas con su esquema de vacunación completo.

“El virus esta presente en la saliva del animal contagiado y se transmite por mordeduras o por contaminación con saliva de lesiones en la piel o mucosas del ser humano. La mayoría de los animales excretan el virus unos pocos días antes de que luzcan enfermos”, dijo, y agregó que es una enfermedad 100 por ciento prevenible.

Respecto a las manifestaciones clínicas, dictó que después de la exposición al virus de la rabia, éste debe de transitar por el cuerpo hasta llegar al cerebro, y tiene un periodo de incubación que varía de cuatro semanas hasta meses, dependiendo de la distancia entre el sitio de la mordedura y el tejido cerebral.

Sobre el tratamiento post- exposición, recomendó lavado exhaustivo con agua y jabón, desinfección con yodopovidona, y desbridamiento de la herida si se requiere; antibióticos y vacuna contra el tétanos en caso de ser necesario.

Al término de la reunión, personal de la Jurisdicción Sanitaria Número 8 vacunó contra la rabia a hombres y mujeres pertenecientes a sociedades protectoras de animales, y que están en contacto directo con perros y gatos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: