Mundo

Advirtió Estados Unidos riesgo ante mandos mexicanos corruptos

De acuerdo con el National Security Archive, las acusaciones en EU por narcotráfico contra funcionarios como el ex Secretario de Seguridad Pública

El Gobierno de Estados Unidos advirtió desde 2010 por canales diplomáticos que las deficiencias en torno a detectar mandos policiales corruptos en México podría hacer fracasar el naciente plan de asistencia anticrimen conocido como Iniciativa Mérida.

De acuerdo con un cable diplomático de mayo de 2010, el entonces Embajador de EU en México, Carlos Pascual, comunicó a su Gobierno que la implementación de un programa de control de confianza para detectar era crucial para el éxito de la Iniciativa Mérida.

«La conclusión es que si el control de confianza fracasa, la Iniciativa Mérida fracasa», dijo Pascual en el cable hecho público gracias a los esfuerzos del National Security Archive, un centro no gubernamental dedicado a desclasificar documentos sobre política exterior de EU.

«Si se proporciona equipo y capacitación a personas corruptas, el (Gobierno de EU) no habrá logrado más que proporcionar conocimientos y tecnología a individuos que pueden usarlos para socavar todos los esfuerzos del (Gobierno de EU) en México», indicó el Embajador Pascual en su cable.

Anunciada a fines de 2007 por los Gobiernos de los Presidentes Felipe Calderón y George W. Bush, la Iniciativa Mérida incrementó de forma drástica la asistencia estadounidense anticrimen para México, sumando hoy día más de 3 mil millones de dólares, según información del Capitolio.

De acuerdo con el National Security Archive, las acusaciones en EU por narcotráfico contra funcionarios como el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, o el ex comandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, muestran que los temores de corrupción sí tenían fundamento.

«Una década después, esos temores aparentemente se han confirmado», afirmó el National Security Archive en un comunicado al dar a conocer el cable firmado por Pascual, así como otra serie de comunicaciones diplomáticas que detallaban años de colaboración bilateral entre México y EU.

«Dos funcionarios mexicanos considerados fundamentales para el éxito de (la Iniciativa) Mérida…están actualmente a la espera de juicio en EU por cargos de que se llevaron millones de dólares en sobornos para proteger a los cárteles de la droga», apuntó el centro de investigación.

Según el cable diplomático de mayo de 2010, el Gobierno estadounidense había acordado financiar un programa de control de confianza por un monto inicial de 13.3 millones de dólares que tenía como objetivo establecer diversos exámenes (incluidos polígrafos y chequeos) a policías mexicanos.

Sin embargo, los cables desclasificados por el National Security Archive no aclaran si el ex Secretario García Luna o el ex comandante Reyes Arzate estuvieron sujetos a algún tipo de examen de polígrafo para poder colaborar con las agencias estadounidenses.

A decir por un cable diplomático previamente desclasificado por el grupo anti-secrecía Wikileaks, Reyes Arzate sí habría logrado superar chequeos de EU por temas de derechos humanos, lo que le habría permitido participar en un curso avanzado en la isla de Aruba.

De acuerdo con los documentos desclasificados, la Administración para el Control de Drogas de EU (DEA) suspendió la colaboración con la llamada Unidad de Asuntos Sensibles de la Policía Federal mexicana en septiembre 2016 tras detectar los presuntos actos criminales de Reyes Arzate.

Con información de Reforma

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba