fbpx
Mundo

Serviré con inquebrantable devoción de la Reina: Carlos III

En su primer discurso como Rey, Carlos III ofreció un mensaje conmovedor en el que rindió homenaje a Su Majestad la Reina Isabel II, quién falleció ayer a los 96 años, y se comprometió a seguir su ejemplo como Monarca.

«Como la propia Reina hizo, con tan inquebrantable devoción, ahora yo también me comprometo solemnemente, durante el tiempo que Dios me conceda, a defender los principios constitucionales que constituyen el núcleo de nuestra nación.

«Dondequiera que vivan en el Reino Unido o en los reinos y territorios de todo el mundo, y sean cuales sean sus orígenes y creencias, me esforzaré por servirles con lealtad, respeto y amor, como he hecho a lo largo de mi vida», dijo el Rey Carlos.

El Rey Carlos III se hizo eco de muchos de los sentimientos de su madre, hablando de su legado y de su compromiso de continuarlo.

«Las instituciones del Estado han cambiado a su vez. Pero, a través de todos los cambios y desafíos, nuestra nación y la familia más amplia de Reinos -de cuyos talentos, tradiciones y logros estoy tan inexpresablemente orgulloso- han prosperado y florecido.

«Nuestros valores han permanecido, y deben permanecer, constantes. El papel y los deberes de la Monarquía también permanecen, al igual que la relación y la responsabilidad particular del Soberano hacia la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia en la que mi propia fe está tan profundamente arraigada», externó.

Durante su discurso, también nombró a su hijo Guillermo Príncipe de Gales, el título que tuvo el Rey Carlos III durante gran parte de su vida.

«Con Catherine a su lado, nuestro nuevo Príncipe y Princesa de Gales, lo sé, continuarán inspirando y dirigiendo nuestras conversaciones nacionales, ayudando a traer lo marginal al centro del terreno donde se puede brindar ayuda vital», aseveró.

El Rey deseó a su hijo Enrique y a la esposa de este, Meghan, lo mejor «mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero».

Habló de su «profundo dolor» por la muerte de su madre, calificándola de «inspiración y ejemplo para mí y para toda mi familia».

«A lo largo de su vida, Su Majestad la Reina, mi querida madre, fue una inspiración y un ejemplo para mí y para toda mi familia», dijo Carlos III desde el Palacio de Buckingham.

«Tenemos con ella la deuda más sentida que cualquier familia podría tener con su madre, por su amor, su afecto, su guía y su ejemplo».

Con información de Agencias

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: